¿Qué es un asesor inmobiliario?

Un asesor inmobiliario es una persona que se dedica a prestar servicios de asesoramiento y gestión en transacciones inmobiliarias. Su función principal es acompañar al cliente durante todo el proceso de la compra o venta de un inmueble.

Actualmente el trabajo de asesor inmobiliario engloba otras tareas como la captación de nuevos inmuebles para la venta, captación posibles clientes mediante marketing, negociación y asesoría legal (contratos, trámites ante notario).

Funciones administrativas de un agente inmobiliario

El asesor realiza diversas tareas como redactar los contratos de compraventa, concretar citas con la notaría y representantes legales. Además, debe de conocer los trámites comerciales, los derechos y obligaciones de los propietarios. Es muy importante que conozca también cuestiones legales al realizar los trámites de compraventa.

Hablando de captación de clientes el asesor debe formular estrategias de mercado mediante llamadas telefónicas, prospectos inmobiliarios, marketing digital como pueden ser correos electrónicos y anuncios en redes sociales. Al tener citas presenciales con posibles clientes, el asesor debe conocer las necesidades del cliente, ser empático, explicar las ventajas y desventajas para llegar a la negociación adecuada.

asesor inmobiliario

Ventajas de contratar a un asesor inmobiliario

Sin duda contar con los servicios de un asesor inmobiliario es de gran ayuda, ya que él te asesora al vender o comprar una propiedad en cuanto a las leyes que afectan a cada municipio y las normativas de arrendamientos.

Además, se encarga de los trámites legales con el municipio o localidad donde se ubica el inmueble y gestiona los trámites ante el notario público. Lo anterior te ahorrará dinero, tiempo, trámites rechazados o hasta ilegales.

¿Cómo ser un asesor inmobiliario?

Estos son los requisitos para convertirte en un agente inmobiliario

Ser asesor inmobiliario requiere de estudios mínimos de bachillerato o una formación de carrera técnica en el área administrativa, conocer las leyes en la transacción de una propiedad, tomar cursos de gestión inmobiliaria, saber algo de marketing. Es importante contar con cualidades como la empatía, atención al cliente, saber escuchar, ser paciente, profesional y buen investigador. Se recomienda especializarse en un nicho específico dentro de los bienes raíces.

Aunque afiliarse al AMPI (Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios) no es obligatorio, los beneficios al formar parte de la asociación resultan de gran utilidad para el desarrollo de las actividades como asesor, ya que adquieres una gran capacitación.

Herramientas para ser un agente inmobiliario

Existen diferentes herramientas que te permitirán administrar las propiedades de una manera fácil. Existen muchos portales inmobiliarios, las actividades de subir, actualizar y modificar propiedades en cada uno de ellos es simplemente tardado y complicado.

Te recomendamos esta herramienta donde puedes administrar todas tus propiedades y clientes desde un mismo lugar, recibir mensajes a tu correo y obtener muchas herramientas útiles en tu vida profesional de broker inmobiliario.